miércoles, 18 de noviembre de 2009

RUTA POR LA SIERRA DE LA PALOMERA (VILLUERCAS). NAVATRASIERRA 15-11-2009



Una vez más el "Garigolo" se puso en marcha, en esta ocasión hicimos una ruta de senderismo por la Sierra de la Palomera, en Navatrasierra. Amaneció el día con un tiempo impropio de éstas fechas, soleado y caluroso.Nos juntamos 36 personas, en el merendero de los Horcones (lugar de comienzo de la ruta, ver fotos) a unos 7 km de Navatrasierra (dirección carretera de Guadalupe), con el objetivo de pasar un día ameno y agradable por esta zona de la sierra de las Villuercas, desconocida para muchos de los que asistieron. Nos acompañaron en esta ocasión varias personas de Navatrasierra, entre ellos el alcalde de la localidad, así como varias alumnas mías del programa de dinamización deportiva; también la presencia de Jesús Álvarez, vecino de la localidad, que hizo las veces de guía y supuso para el grupo una buena fuente de información sobre el recorrido. Por citar algunos de entre varios asistentes, y que entre tod@s propiciamos un buen clima de convivencia, por este paraje natural, que yo admiro particularmente.












La ruta en sí discurría por pistas forestales en muy buen estado, amplias y con buen firme (de esas que le gustan a Cefe y a Paco) para completar un recorrido total de unos 17 km. Una vez más se nos unió (como ya viene siendo habitual) un perro, en esta caso era una perra “Mastín” de nombre Branca (ver fotos), que después descubrimos que era de Joaquín Araujo; la perra nos acompañó desde la finca la Ventosilla hasta el final de la ruta.







Descubrimos igualmente la destreza de Julio haciendo “ranas” con las piedras, cruzando el estanque de la Ventosilla, sin que estas cayesen al fondo (ver fotos).

En los primeros kilómetros de caminata, podíamos apreciar a nuestra derecha algunos de los picos más emblemáticos y singulares de de esta parte de la sierra, como son el pico Carbonero, el Cervales, el Telégrafo, entre otros…todos ellos en torno a los 1400m de altitud. También vimos el nacer del río mas importante de esta zona, el Guadarranque, que es afluente del Guadiana, fue aquí en la hoya del Guadarranque donde pudimos avistar los primeros árboles Loro (Prunus Lusitánica), peculiares y singulares por la escasez de esta especie, que requiere de climas muy propicios para su proliferación.

Una vez llegamos a la mitad de la ruta, mi idea era bajar hasta la garganta de la Trucha y adentrarnos por ella hasta llegar al conocido charco del mismo nombre…un pequeño “Edén” que alberga una gran riqueza biológica (alisos, robles, loreras, en las rocas nidos de aves rapaces…y hasta un acebo, de los pocos existentes en la zona). La garganta desemboca en una pequeña cascada por la que nos pudimos adentrar (no sin algunas dificultades) en parte gracias (o por desgracia) a la escasez de agua que llevaba, debido a la carencia de lluvias a los últimos meses (ver fotos).





Todos quedamos sin duda maravillados, con aquel pequeño paraíso dentro de esta sierra, por entre la cual habíamos decidido pasar el día.

Volvimos de la “Trucha” y nos dispusimos a comer…como siempre la comida es otros de los buenos momentos de la jornada: entre tortillas de patatas, vinos, los primeros dulces navideños y risas compartidas, pasamos gratamente el rato; para posteriormente afrontar el camino de regreso, no sin antes desandar ese Km de cuesta arriba que nos costó desafiar con la barriga llena.

No sabemos si por causa de los licores, del vino o la simple espontaneidad de algunos del grupo, el caso es que nos vimos envueltos en un regreso al pasado en forma de canciones de todos los tiempos y palos… amenizadas entre otros por Carmen, Clara, Maribel, Cefe…muy divertido.

De vuelta ya a Navatrasierra, en torno a las 16:30, nos fuimos tod@s, como ya es costumbre a tomar unas cervezas, en este caso fue al bar “El Cazador”…últimas risas, últimas vivencias y convivencias de un día casi perfecto.









Muchas gracias a todas las personas de Navatrasierra por acompañarnos, a Ángel (por contarme sus vivencias cuando niño y su aventura en Holanda), a Víctor de Guadalupe (un habitual en nuestras rutas por la mancomunidad) y en especial a mis alumnas Consuelo, Lauren, Paulina (por orden alfabético, ellas saben que son iguales)…así como al inestimable apoyo desinteresado de José Antonio (el alcalde) y de Jesús Álvarez…sin olvidarme claro está de los de siempre, los del Garigolo y todos aquellos que nos acompañan en algunas de las rutas que realizamos a lo largo del año…también como no gracias a Pirri y a Fran (por casi disuadirme de salir la noche anterior, jejeje), a la tortilla de mi abuela (un manjar), a las fotos cuasi-profesionales de César (cuélgalas en el blog), a los chistes de Cefe, sin desmerecer los de Paco, a esos licores experimentales de Alonso y Luis, al café siempre oportuno de Carmen, a la siempre simpática y agradable presencia de Miguel, a Julio por las ocurrentes formas de convertir un día tranquilo de senderismo en la más salvaje de las aventuras (esta vez no pudo…aunque se quedó con las ganas, jeje), a los niños que aparte de aportar siempre energía, vitalidad y dinamismo bajan la media de edad de los que asistimos jeje; a J. Luis León (nuestro secretario) quien con desinterés y eficiencia nos actualiza el blog con fotos y comentarios y que en este caso no va a ser menos; a los que siempre están y esta vez no pudieron y … en definitiva a TOD@S, y que no se me venguen aquellos a los que olvidé, que no fue ninguno… gracias por hacerme pasar un buen día, por hacernos (recíproco) pasar un buen día.

Un abrazo, Roberto Alonso



1 comentario: